lunes, 12 de junio de 2017

Abriendo el camino

A cada paso que damos aprendemos algo nuevo sobre la vida o sobre nosotros mismos. La mayor parte de las veces no conocemos la nueva lección aunque prácticamente siempre intentemos anticiparnos a lo que ocurre, saber qué nos depara, y entonces no somos conscientes de que nunca aprenderemos nada nuevo en un camino de predicciones. No saber nos da ansia; es natural porque nos asusta pensar que lo que venga sea peor que lo que ya ha llegado, ¿pero y si no es así? El tiempo vale demasiado como para malgastarlo en humo, o esa es al menos mi forma de pensar.

Con ansia, la tranquilidad nunca abrazará nuestras almas, nunca pensaremos tan claramente como podríamos.

Ir un paso por delante del propio tiempo es algo imposible, por lo que yo me pregunto, ¿es útil intentarlo? El futuro va surgiendo de la forma en que vivamos el presente. Actualmente no somos más que un reflejo de cómo afrontamos nuestro pasado; si queremos alcanzar un buen futuro, por lo tanto, debemos vivir el presente de forma plena.

Pensar de este modo me tranquiliza, pues lo único que debo hacer es encargarme de mi presente: el pasado me trajo hasta aquí, me enseñó y no se puede modificar, así que no me preocupa; el futuro es incierto e impredecible y la única forma de construirlo es siendo consciente del momento presente, así que tampoco me preocupa; mi único objetivo sigue siendo el momento actual.

¿Quieren encontrar la calma? Entonces creo que una buena forma de comenzar es pisando con atención el pedazo de tierra que ahora mismo pisan.


(En la entrada anterior --> http://loquepiensoloquepensamos.blogspot.com.es/2017/06/para-este-mes.html les comento sobre qué hablaré mayormente este mes, para que comprendan mejor el por qué de esta entrada).

miércoles, 7 de junio de 2017

Para este mes...

Es cierto que ya desde hace mucho vengo hablando sobre la importancia de la calma y la paciencia, como factores claves para nuestras vidas, pero debido a diversos motivos, durante este mes la mayor parte de las entradas, tanto en el blog como en el canal, estarán relacionadas con estas dos grandes virtudes que debería cosechar todo ser humano.
He de decir por último, para inaugurar dicha intención, que tanto una como otra están directamente relacionadas, pues si eres paciente probablemente portes gran calma y a la inversa, pero la paciencia depende de la calma; sin ésta no habrá paciencia. Es decir, para conseguir desarrollar la paciencia se necesita calma, no hay más.
Si les interesaría desarrollarlas, pongan atención a las próximas entradas. Intentaremos descubrirla poco a poco.


Espero que disfruten pensad@res.