lunes, 12 de junio de 2017

Abriendo el camino

A cada paso que damos aprendemos algo nuevo sobre la vida o sobre nosotros mismos. La mayor parte de las veces no conocemos la nueva lección aunque prácticamente siempre intentemos anticiparnos a lo que ocurre, saber qué nos depara, y entonces no somos conscientes de que nunca aprenderemos nada nuevo en un camino de predicciones. No saber nos da ansia; es natural porque nos asusta pensar que lo que venga sea peor que lo que ya ha llegado, ¿pero y si no es así? El tiempo vale demasiado como para malgastarlo en humo, o esa es al menos mi forma de pensar.

Con ansia, la tranquilidad nunca abrazará nuestras almas, nunca pensaremos tan claramente como podríamos.

Ir un paso por delante del propio tiempo es algo imposible, por lo que yo me pregunto, ¿es útil intentarlo? El futuro va surgiendo de la forma en que vivamos el presente. Actualmente no somos más que un reflejo de cómo afrontamos nuestro pasado; si queremos alcanzar un buen futuro, por lo tanto, debemos vivir el presente de forma plena.

Pensar de este modo me tranquiliza, pues lo único que debo hacer es encargarme de mi presente: el pasado me trajo hasta aquí, me enseñó y no se puede modificar, así que no me preocupa; el futuro es incierto e impredecible y la única forma de construirlo es siendo consciente del momento presente, así que tampoco me preocupa; mi único objetivo sigue siendo el momento actual.

¿Quieren encontrar la calma? Entonces creo que una buena forma de comenzar es pisando con atención el pedazo de tierra que ahora mismo pisan.


(En la entrada anterior --> http://loquepiensoloquepensamos.blogspot.com.es/2017/06/para-este-mes.html les comento sobre qué hablaré mayormente este mes, para que comprendan mejor el por qué de esta entrada).

miércoles, 7 de junio de 2017

Para este mes...

Es cierto que ya desde hace mucho vengo hablando sobre la importancia de la calma y la paciencia, como factores claves para nuestras vidas, pero debido a diversos motivos, durante este mes la mayor parte de las entradas, tanto en el blog como en el canal, estarán relacionadas con estas dos grandes virtudes que debería cosechar todo ser humano.
He de decir por último, para inaugurar dicha intención, que tanto una como otra están directamente relacionadas, pues si eres paciente probablemente portes gran calma y a la inversa, pero la paciencia depende de la calma; sin ésta no habrá paciencia. Es decir, para conseguir desarrollar la paciencia se necesita calma, no hay más.
Si les interesaría desarrollarlas, pongan atención a las próximas entradas. Intentaremos descubrirla poco a poco.


Espero que disfruten pensad@res.

martes, 30 de mayo de 2017

"Enfermedad del inconformismo"

Es sencillo desear tener algo más de lo que tenemos; no cuesta nada quejarse, creer que no es suficiente nunca nada de lo que ya nos corresponde, material o abstracto, no importa. Es muy fácil ponerse excusas para hacer o no hacer, decir que necesitas que pase algo o no pase. Constantemente miramos a nuestro alrededor añorando algo, sintiéndonos en ocasiones incompletos con lo que “tenemos en nuestro poder”, pero no queremos ver que tenemos más de lo que imaginamos. Todos queremos algo para nuestro futuro, y por supuesto que es normal. En ser humano va la ambición (no la avaricia), las ganas de superarse y eso está muy bien; pero eso está en el futuro, no en nuestro presente. Para tener un buen futuro debes encargarte de vivir muy bien el presente, disfrutándolo y atendiéndolo de la mejor manera que sepas, pues de ese modo tu futuro será mejor de lo que soñabas.

Solemos (me incluyo en esto en ocasiones) sentirnos inconformes con lo que nos sucede día a día, contemplando una posibilidad alternativa que no sucederá, no al menos aquí y ahora de la forma en que deseas. Una de las principales maneras de acabar, a mi modo de ver, con “la enfermedad del inconformismo” es desarrollando la paciencia. Muchas veces no tenemos esa virtud; somos ansiosos y nos desquiciamos cuando algo no sale de la forma en que esperábamos, pero eso no será así para siempre. Una semana, un mes, un año e incluso una década, no es nada comparado con lo que puede durar una vida completa. Lo que quiero decir con esto es que no siempre tendremos cuanto queremos en el momento en el que lo queremos, pero si sabemos aprovechar el momento presente y lo disfrutamos como mejor sepamos, las posibilidades de alcanzar o de tener lo que añorábamos anteriormente, aumentarán casi al 100%, y si no ocurre, probablemente descubras algo mucho mejor para ti.

Por lo tanto, para vivir un aquí y ahora mejor, siempre desde mi perspectiva (porque todo, absolutamente todo, está condicionado por ellas), es necesario desarrollar la paciencia entre otras grandes virtudes.

martes, 16 de mayo de 2017

De nuestras manos

Nos quejamos constantemente como si hubiésemos muerto, como si estuviésemos condenados a repetir los mismos errores durante el resto de nuestras vidas, y no somos conscientes de que si estamos aquí, escribiendo, leyendo, hablando, escuchando, riendo e incluso llorando, es porque seguimos vivos. Muchas veces nos sentimos mal por diversas causas y en lugar de mirar hacia el cielo en busca de un poco de luz para salir del agujero, miramos hacia lo que pisamos para evitar caer más abajo, consiguiendo el efecto contrario.
¿Quieres decidir? Habrá personas que tenderán sus manos, pero serás tú quién decida cogerla o no. Ten claro que solo tú tienes el poder de salir o de hundirte.
Y por favor, elijan siempre la primera opción porque les aseguro que conocerán una nueva faceta de ustedes mismos que les impresionará y amarán aún más, como siempre debería ser.

La vida está siempre al alcance de nuestras manos.

lunes, 15 de mayo de 2017

¡¡ME PRESENTO!! Los miedos

Cuando sientas ganas de hacer algo de verdad, no te pongas excusas y da el paso. Olvídate de lo que puedan decir; recuerda que si lo haces con ilusión y por lo tanto con ganas saldrá bien y más importante aún, te sentirás feliz. Hazlo, pues enfrentarte a tus propios miedos e inseguridades implica que te superes a ti mismo, y eso solo te puede llevar hacia el cielo.
¡Espero que disfruten del nuevo vídeo al máximo! Hasta pronto pensador@s.


https://www.youtube.com/channel/UC0F4V9hy-jP3PbQfgm3HQLQ

sábado, 6 de mayo de 2017

La cuerda

Nuestra mente es como una cuerda sujeta que es movida por alteraciones en su entorno. Mientras ondula, nada puede agarrarse a ella y resulta imposible reconocerla en su forma natural, calmada y centrada. Es muy difícil mantener una cuerda sujeta inmóvil, por eso permitimos cada día que se mueva y no intentamos detenerla de vez en cuando. El gran problema es que se trata de una cuerda sensible y tanto movimiento comienza a desgastar  sus nudos. Poco a poco se encuentran más erosionados hasta que de pronto se cae, y arreglarla resulta muy complicado en algunas ocasiones. Y así continúa el ciclo. Puede ser un círculo vicioso, pero podemos impedirlo. La cuerda que se mantiene sujeta no se desgasta; todos pueden agarrarse a ella y al ser tan fuerte, no se rompe. Puede ayudar porque ha luchado para conseguir su forma. Y así continúa, sin romperse en pequeñas tempestades.

sábado, 11 de marzo de 2017

Solo el comienzo.

Esto se trata de un comienzo. Hay muchas cosas en esta vida que parecen imposibles de cambiar, pero se dice mientras no se hace nada para llevarlo a cabo. Al principio es complicado saber si algo funcionará, por eso es necesario intentarlo si de verdad lo quieres.  Tal vez no sepas cómo o creas que no tienes medios suficientes, pero no hay nada más poderoso que una idea. A partir de ella trabaja con lo que puedas; no es necesario tener las mayores facilidades para conseguir algo, pues el sacrificio y la perseverancia están por encima de eso. Si lo deseas piensa a lo grande, llénate de autoestima y lucha, sobre todo lucha. Cuando hayas empezado y sientas que no puedes, que nada sucede como esperabas, continúa; recuerda que los comienzos nunca son sencillos y que para construir un rascacielos debes cavar para colocar los cimientos.

Por eso tengo un propósito. Solo soy una persona en un mundo enorme, donde influir en la vida de los demás es demasiado complicado y parece una tarea poco realista, pero como decía anteriormente, necesito intentarlo. Pienso que todos estamos aquí porque tenemos algo que aportarle al mundo, ya sea de forma global o local, a pequeños grupos de personas que van expandiendo a su vez dicha influencia; ambas son aportaciones brillantes y necesarias.

Mi deseo comienza por sus corazones, el de tod@s aquell@s que han aguantado leyendo hasta el final; también por los de aquell@s que lo lean o aprendan a través de ustedes, pero deseo que de algún modo se creen en sus corazones ciertos sentimientos si aún no los conocen.

Todos necesitamos amor; y no solo me refiero al amor de pareja, o al que sientes por un amigo o por la familia, si no al que cada ser humano debería guardar en su propio corazón, primero para sí mismo, y luego, tras descubrirlo, para todos y cada uno de los seres que habitan este planeta.

A partir de aquí, entre todos, trataremos de cultivar en nosotros dicho sentimiento. ¿Las formas? Hay miles, pero pronto les hablaré sobre una de ellas.